Números de línea y verso

Hay ocasiones en que necesitamos incluir, en los márgenes de las páginas del libro que estamos componiendo, una numeración de líneas con una secuencia determinada. ¿Cómo se logra esto en InDesign y programas similares? Pues me temo que a mano en principio, cuando no con algún script o plugin de terceros, caro y bastante limitado en cuanto a funcionalidades. De modo que si hay cientos (incluso miles) de líneas a numerar, conviene armarse de paciencia y de moral. O pedirle directamente a los autores que numeren ellos las líneas, ya que muchos «maquetadores» piensan que los autores deben asumir el trabajo que les compete a los primeros. ¿Eso es tipografía digital? Realmente no: eso es una chapuza. Y para hacer eso, casi mejor quedarse en la tipografía mecánica, donde al menos todo era coherente.

En la tipografía digital de verdad, es decir, en TeX y compañía, hay mil formas de representar una numeración de líneas con la complejidad y el formato que deseemos: en qué margen ubicarla, con qué estilo y cuerpo de letra, con qué distancia al margen, si queremos una numeración distinta en uno y otro margen, la secuencia, introducir varios niveles de numeración (secuencia – subsecuencia – subsubsecuencia, etc), pausarla y reanudarla en el punto que queramos, y todo lo que se nos ocurra. En las ediciones críticas, por ejemplo, la numeración de márgenes es un ingrediente indispensable. Aquí dejo una muestra de una edición que ando componiendo, donde hay una numeración de líneas (en secuencia de cinco) en los márgenes internos y una numeración de capítulos y párrafos en los externos.

Caritón

Pero a veces querremos, simplemente, numerar los versos de un poema. Para ello nos bastará en TeX con un comando cuyo nombre es harto elocuente: \poemlines. Dicho comando tomará como argumento obligatorio (lo que se expresa encerrado entre dos llaves) el número de la secuencia deseada. Naturalmente, podremos complicarlo más y redefinirlo a nuestra conveniencia, para indicar el número de verso con que iniciar la secuencia, el margen, la distancia al margen, el formato (arábigo, romano, alfabético), el estilo y cuerpo de la letra, etc. Pero esto vendría a ser el uso básico. Si incluimos el comando dentro de un entorno \verse, entonces obtendremos nuestra numeración deseada. ¿Una muestra? De esta forma se compuso en el número 7 de Cuaderno Ático (y en formato bilingüe con páginas encaradas) la hermosa traducción, a cargo de Aurora Luque, del poema latino Sintra de Luisa Sigea. El original latino del poema debía llevar una numeración de verso con secuencia de 10. Lo encerramos todo dentro de un entorno \verse, que a su vez incluye el entorno \altverse para que se sangren los versos pares. Algo así como esto:


\begin{verse} 

\begin{altverse}

	\poemlines{10}

\itshape

Est locus, occiduas ubi sol aestivus ad oras\\
Inclinat radios, nocte premente diem:\\
Oceanumque petit, curruque invectus eburno,\\
Iam cursu lassos aequore tingit equos.\\

[...]

\end{altverse}

\end{verse}

 

El resultado de todo puede verse aquí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s